Martes, septiembre 07th, 2010 | Author:

Una gran biblioteca
• Por el otro lado de la pared y como una prolongación hacia el frente del quicio de la puerta, se realizó esta estantería, que tiene una ventaja sobre otras de dimensiones similares: como está encastrada en el tabique, su profundidad es la mínima requerida para colocar los libros y no tiene peligro de vencerse.
• Está compuesta por un armazón de madera de pino que discurre a lo largo del marco de la puerta, y de una pieza central de contrachapado que va atornillada a la
pared trasera. El armazón se fija con clavos sin cabeza y la trasera puede fabricarse con planchas de aglomerado o con yeso laminado.
• Para evitar la aparición de grietas, es importante cubrir los huecos con bandas de celulosa o de fibra de vidrio y después taparlas con masilla.
• Las baldas se fijan por medio de topes al marco de la puerta y a la pieza divisoria, y el conjunto se puede pintar en el mismo tono que la pared, pero recuerda lijarlo e imprimarlo antes.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in