Domingo, febrero 27th, 2011 | Author:

Aunque su nombre indica un empleo específico, el cortapernos sirve, sobre todo, para cortar varillas y otros elementos metálicos, aunque sean muy resistentes.
Tiene unas cortas mordazas dotadas de un doble apalancamiento que proporciona una poderosa fuerza de corte. Se pueden adquirir en el comercio artilugios de grandes dimensiones, pero para usos normales bastará un cortapernos que tenga una capacidad de corte de hasta 8 mm de diámetro.
Los cortapernos pueden tener hojas intercambiables para metales diversos.
La pieza se retiene en unas mordazas y las hojas se colocan sobre la línea de corte. El borde de la pieza sufrirá un aplastado que se tendrá que arreglar después con la lima.
Un utensilio muy práctico y funcional, si bien poco utilizado en los pequeños talleres no profesionales, es la roedora.
Por su estructura y funcionamiento es muy parecida a las cizallas, pero puede arrancar estrechas tiras de material con un corte muy neto.
Con la roedora se pueden efectuar cortes en chapas diversas con gran facilidad gracias a sus dos cortas hojas y a la gran potencia de su palanca, que permite hacer cortes anchos. Con esta herramienta se consiguen cortes muy perfilados y de curvas estrechas, resiguiendo trazados muy precisos y sin deformar el metal.
Si sólo ha de usarse una parte de lo que se corta, hay que mantener durante el trabajo las hojas por la parte opuesta, dado que la roedora arranca una tirita de chapa de unos 3 o 4 mm de ancho.
Si tienen que utilizarse ambas partes, hay que prever, durante el trazado, el espacio necesario para dicho arranque.
Una roedora puede trabajar en chapas de metal blando de hasta 2 mm de grosor y en las de acero fino, hasta 1,2 mm.

Categoría: Cortar metales
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

One Response

  1. 1
    abi 

    yo pense que un corta perno era como una tenaza porque asi me aparece la imajen. !!

Deja un comentario » Log in