Sábado, febrero 12th, 2011 | Author:

■ Existen unas tuberías de seguridad que se montan para evitar que el agua rebose ocasionando perjuicios en su casa o en la de los vecinos. Las más corrientes se hallan empalmadas a las cisternas de acumulación, a los pozos o albercas, a los depósitos de descarga de los W. C., o bien forman parte de algunas instalaciones de bañeras o lavabos. Se suelen denominar «rebosaderos».
■ En los lavabos bidés y platos de ducha o bañeras, el reí jsadero va a parar a los canalones de evacuación situados entre el sifón y el aparato sanitario, o también al mismo sifón por encima del nivel de agua que éste contiene, y tiene que estar en condiciones de evacuar el volumen de agua que mana de un grifo abierto al máximo.
■ Normalmente, en los lavabos, bidés y platos de ducha el agujero de evacuación se halla previsto en la realización del mismo aparato.
■ Por el contrario, en los W.C. dicho agujero se suele proporcionar como parte de la instalación y se empalma a una abertura de la tubería de evacuación.
■ Los desagües de depósitos, cisternas y pilas de lavabo están constituidos por un tramo de tubería con un diámetro inte; rior de 22 mm, por lo menos, de modo que sea capaz de evacuar toda el agua procedente del tubo de alimentación.
■ Por regla general, estos desagües están situados en el fondo o a un lado y afloran para impedir que el agua acumulada en el aparato llegue a desbordarse y dé lugar a una inundación.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in