Jueves, marzo 29th, 2012 | Author:

1. Se pule o lija cuidadosamente la superficie exterior de los tubos y la interior del manguito para que la soldadura tenga más agarre.
2. Se extiende el flux (con poco mordiente) en las superficies que entrarán en contacto mediante un pincel o una pequeña espátula limpia.
3. Se alojan los tubos a fondo en el accesorio de empalme y se enjuga el flux sobrante con un trapo. De ello depende el buen resultado.
4. Se calienta la superficie del accesorio con la llama del soplete. Esto solamente se hace si los extremos del accesorio están muy próximos.
5. Se concentra luego la parte más caliente de la llama (zona azul en el caso de un soplete) sobre las juntas de soldadura.
6. Se aparta la llama al empezar a fundirse la soldadura, se pivota el accesorio sobre el tubo y se calienta hasta que aparezca el anillo de estaño.
7. Si el anillo no resulta uniforme se vuelve a calentar el extremo del accesorio después de haber envuelto el resto del mismo con un trapo húmedo.
8. Se calienta el conjunto del accesorio y se marca una referencia para poder detectar cualquier eventual movimiento del tubo.
9. Cuando el metal se ha calentado y ha provocado la fusión de la soldadura se aparta la llama y se apoya el hilo de soldadura en los bordes del accesorio.
10. Se consolida la unión con puntos de soldadura cerca del borde del accesorio. Si lleva soldadura incorporada se hará al aparecer el estaño por el borde.

Categoría: Soldar cobre, Soplete
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in