Miércoles, abril 18th, 2012 | Author:

Color y armonía.
Un interior sin color es comparable a una comida sin especias: carece de interés y de carácter. Los tonos armoniosamente combinados embellecerán la casa, aportando el relieve y la originalidad indispensables y contribuyendo, al mismo tiempo, a hacerla más cómoda.

Los colores vivos y resplandecientes:
Cuando se trata de elegir colores y combinarlos para que entren a formar parte de la casa, muchas personas, por prudencia, arrinconan los colores vivos y resplandecientes o sólo hacen de ellos un uso muy limitado. Pero ¿por qué privarse de las enormes posibilidades decorativas que ofrecen estos colores y, especialmente, renunciar a su capacidad de convertir un interior en algo más vivo, más alegre y lleno de originalidad?
No importa de qué pieza se trate, incluso aquellas cuyas dimensiones se prestan al uso audaz y lleno de fantasía de determinados colores, siempre que se tenga un sentido agudo para el color, servirán para componer conjuntos bien equilibrados, siempre que se eviten las discordancias. Veamos, sin ir más lejos, lo que ocurre en la fotografía de al lado. Lo importante es estudiar todas las posibilidades que se nos ofrecen. Se utilizarán para ello los círculos cromáticos que ofreceremos más adelante o una paleta que uno mismo se haya confeccionado para asegurarse de que los matices que se desea usar armonizan entre sí.

Categoría: Pintura
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in