Viernes, abril 13th, 2012 | Author:

Las ventanas.
No hay que pintar solamente las partes visibles del marco sino también los lados superior e inferior de cada batiente. De no hacerlo así se corre el riesgo de que la madera se pudra o se deteriore en estos sitios.
Se retirará todo lo que se pueda de los herrajes, asegurándose de que la superficie del marco está limpia y en buen estado. Se limpiarán igualmente los cristales para evitar que el polvo y la suciedad que hubiere en ellos se deposite sobre la pintura reciente.
Para no manchar los cristales se protegerán los bordes con papel adhesivo o con una pantallita de plástico o de aluminio. Si no se encuentran en el comercio estos accesorios se los puede hacer uno mismo. Si, pese a estas precauciones, llega pintura al cristal se esperará a que esté bien seca antes de arrancarla. Para esto se emplea una hoja cortante o de afeitar.
Al igual que las puertas de paneles, las ventanas se pintan siguiendo un orden riguroso. Se debe trabajar siempre en el sentido del hilo de la madera, con un pincel ojival redondo cuando se tenga que aplicar pintura en molduras y ensambles y un pincel más ancho para las superficies continuas.

Categoría: Madera, Pintura
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in