Lunes, mayo 28th, 2012 | Author:

Decoración de superficies.

Material necesario:
Peine o diversos trozos de sierras de metal. Barbotina. Paletas y rascadores. Palillos de escultor. Objetos naturales. Superficies tejidas. Moldes.
Piezas de yeso tanto talladas como modeladas.

La decoración de las superficies de las vasijas recién elaboradas puede revestir diversas formas, aunque cabe englobarlas en dos grandes grupos: las decoraciones naturales que se producen como consecuencia del propio proceso de fabricación y las que derivan de determinados métodos cuya finalidad consiste en el embellecimiento de la pieza ya obtenida.
La cerámica a base de rollos de arcilla y que no haya sido pulida o rascada constituye un buen ejemplo del primer grupo.
Asimismo, un peine o cualquier trozo de sierra de metal puede servir para la decoración completa de piezas hechas a mano. Un diseño casual suele ser muchas veces de mayor efecto que el realizado con un peine para conseguir un hermoso estriado.

Llénese con arcilla un molde con un bajo relieve, elimínese con un rascador la sobrante y retírese de aquél cuando se haya endurecido.
Rasqúense ambas superficies con un punzón y aplíqueseles una capa de barbotina. Coloqúese el medallón en el sitio deseado.
Diversos motivos pueden trazarse con un peine sobre arcilla en estado de “cuero duro”. Añadir barbotina para dar mayor contraste.
El esgrafiado es una decoración lineal que se obtiene sobre una arcilla en estado de “cuero duro” presionando con un punzón.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in