Miércoles, junio 27th, 2012 | Author:

Un mueble de abeto para una sala de estar.
El mueble se ha realizado con acoplamiento y encolado de tablas de 15 cm de anchura. Si fuesen más anchas cabría el riesgo de que se torcieran fácilmente. Los anaqueles están hechos a base de tabla de 2 x 15 cm, en tanto que los cuerpos de armario están formados con tablas de 3 x 15 cm.
Los tres cuerpos de armarios inferiores tienen su estante-base bien atornillado a los laterales, en tanto que el otro cuerpo de la izquierda está fijado simplemente con clavijas.
También para garantizar una mejor estabilidad van atornillados los tres anaqueles de la segunda hilera. Por ello están colocados de manera no coincidente. El resto de los anaqueles se apoyan en soportes de latón.
Una vez se han cortado a medida y encolado cada uno de los laterales y de los anaqueles se realizan los taladros para los soportes. Para poder graduar los anaqueles posteriormente se colocan los casquillos cada 10 centímetros.
En la parte correspondiente a los armarios se fresa en los laterales una ranura de 5 mm de anchura, tanto para el anaquel superior como para el inferior.
Como sea que una superficie brillante no es muy adecuada para la madera de coniferas, bastará dar una capa de tapaporos de bastante densidad. Si se desea evitar el oscurecimiento de la madera por la acción del tiempo habrá de utilizarse una imprimación protectora contra la acción de la luz antes del tapaporos.
Montar el mueble, fijándolo a la pared con plaquetas metálicas. Las puertas normales, de 70 cm, y las abati-bles, de 38 cm de altura, constan de un marco y de un plafón superpuesto, de madera maciza, formado con tablas de 15 cm. Alrededor del plafón se realiza un rebajo de 5 cm de anchura, por lo que el grosor del canto del plafón será únicamente de 1 centímetro.
Hacer una ranura de 1 cm de profundidad en los marcos y ensamblar las esquinas con lengüeta postiza, cuya anchura será de 5 cm.
Antes del encolado se debe mojar y lijar la madera. Las puertas y las tapas van sobrepuestas y, por tanto, tienen 20 mm más de anchura que la luz. Las puertas abatibles quedan por arriba y por abajo al mismo nivel que los anaqueles. Pero las puertas de los cuerpos inferiores están enrasadas sólo por arriba, ya que necesitan una holgura de 2,3 cm para abrirlas y están retenidas con bisagras de tijera. Finalmente se atornillan los cierres magnéticos.

Categoría: Madera, Mueble madera
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in