Sábado, agosto 18th, 2012 | Author:

Las herramientas eléctricas manuales tienen que facilitar el trabajo del hombre restándole esfuerzo y haciéndole ahorrar tiempo. Entre las que cumplen a la perfección este cometido está la CALADORA SKIL 4465, recientemente incorporada al mercado argentino. Se trata de una sierra que puede cortar maderas duras de hasta 35 mm de espesor, llegando en las blandas hasta los 60mm. Usando la hoja adecuada puede también cortar planchuelas de hierro hasta de 3 mm y el doble de espesor en aluminio.
Claro que para realizar estos cortes con limpieza y velocidad se necesita que esté dotada de un robusto motor (450 W) montado sobre rulemanes y un efectivo variador de velocidades para adecuar las carreras de la hoja a la tenacidad del material que debe atacar. El diseño, realizado pensando en el operador, contempla la adaptación ergonómica a la curva de la mano y el posicionamiento del brazo. Además, la poliamida reforzada de la carcasa, aislante y resistente a los golpes junto al sistema reductor de ruidos y vibraciones, hacen de la 4465 una herramienta agradable de operar aún en los trabajos más delicados. La base de apoyo es de acero estampado y permite el desplazamiento de la misma en sentido longitudinal y también la inclinación del ángulo hasta 45° con lo que puede realizarse exactos cortes biselados. La caladora SKIL 4465 viene preparada para realizar cortes en curva sin esfuerzo alguno gracias al sistema de “scroller” incorporado. Se trata de una perilla conectada al émbolo impulsor de la hoja que nos permite ir manualmente indicando el giro. De esta manera la línea de corte puede ser seguida sin dificultad. El mecanismo puede ajustarse para que actúe en forma automática, basta con activar el “autoscroller” y a la más leve presión, la sierra cortará por la línea indicada no importando el ángulo de la curvatura.
Y completando la performance de la caladora, gracias al sistema pendular de cuatro posiciones el corte se puede acelerar aunque haya que asumir una pérdida en la calidad y limpieza del mismo. La función pendular imita el funcionamiento de un serrucho manual que a la par que sube y baja, también se inclina hacia adelante y atrás con lo que se aligera el corte y se ahorra energía.
Cuando la vea, sujétela en la mano y tendrá la sensación de haber capturado un animalito nervioso y potente.

Categoría: Carpinteria, Jardineria
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in