Miércoles, junio 05th, 2013 | Author:

Proyecto paisajistico

Este complejo de edificios fue en tiempos una granja. Se alza en Tognano, Suiza y fue comprado por el matrimonio Schlaepfer, Robert y Lisbet, quienes además integran un prestigioso equipo de diseño de textiles. La idea era muy sencilla, convertir la antigua granja en residencia permanente y utilizar algunos de sus edificios auxiliares como taller de diseño. El sueño de todo profesional liberal: trabajar en casa, pero sin que los espacios laborales agobien las zonas de vida cotidiana, y en un marco ideal para el trabajo que se tiene que desarrollar.
El proyecto de reforma y renovación fue realizado por el arquitecto Ivano Gianola, quien se encontró con que uno de los edificios ya había sido remodelado en 1978, para servir de vivienda, mientras que el granero y el establo seguían en su estado original. El proyecto era conseguir que el complejo sirviese plenamente como residencia y lugar de trabajo, añadiéndole un cierto sabor mediterráneo al construir una piscina, un pórtico y una terraza.
Y el resultado ha sido una «granja» en la que se crían diseños textiles, un ambiente relajado que favorece el trabajo creativo desde una perspectiva humanista, completamente ajena a las leyes de la productividad y a la cultura industrial que, afortunadamente, parece ir de capa caída. No es de extrañar que en semejante marco, los Schlaepfer diseñen textiles que luego transmiten a nuestros hogares calor y sensación de tranquilidad.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in