Archivo para la Categoría » Ajuste de bicicleta «

Miércoles, diciembre 22nd, 2010 | Author:

Limpie con un trapo los excedentes de grasa o aceite. Los lubricantes sirven en el lugar donde tienen que actuar, lo que sobra pega el polvo y el barro acumulando suciedad, entonces, mejor limpiarlos antes.

Martes, diciembre 21st, 2010 | Author:

Al sacar una rueda para cualquier reparación da un poco de trabajo ajustaría de manera que quede en el centro de la horquilla. Es decir, repartida a igual distancia a derecha e izquierda. Todo será más fácil si tenemos a mano un taquito de madera que se coloca entre la llanta y la horquilla y se sujeta firmemente con una mano mientras con la otra se ajustan las tuercas del eje. Desde luego que ese taquito de madera hay que tenerlo preparado con la medida correspondiente con bastante tiempo de anticipación y una vez bien calibrado servirá para siempre.

Sábado, diciembre 18th, 2010 | Author:

Con una llave Alien o de anillo, según sea el caso, se afloja el central de fijación o potencia que no es más que un tornillo roscado en una tuerca con el vuelo o exterior cónico. Normalmente, uno afloja varias vueltas y todo continúa igual. El secreto reside en este cono que está clavado por la presión y el óxido en el caño de la horquilla. Con un golpe seco en la cabeza del tornillo central la situación cambia: el tornillo se hunde y el manubrio gira mientras la rueda delantera, que tenemos sujeta entre las piernas, se queda en la misma posición. Muchas veces será necesario rociar el interior con un buen desoxidante antes de poder quitar el manubrio o manillar. Atención: la horquilla quedará libre y ante el menor descuido la rueda delantera se sale hacia abajo. No hay más peligro que un desparramo de bolillas se produzca con la conscuencia de tener que afrontar la búsqueda de las piezas y la posterior limpieza de las mismas.

Viernes, diciembre 17th, 2010 | Author:

Si la bici es nueva, al poco tiempo de rodar, las cubetas y bolilleros habrán hecho su “casamiento” y la tensión del tornillo y la tuerca central habrán cedido lo necesario.
Y si tenemos una bicicleta que ha cumplido algunos añitos, el óxido y el desgaste pueden andar haciendo de las suyas.
En cualquiera de los dos casos conviene prevenir y con ese sentido intentaremos hacer algunas sugerencias para el mantenimiento. Una dirección convencional no requiere de herramientas especiales más allá de un par de llaves comunes y por supuesto, algún conocimiento. Con la rueda delantera entre las piernas, firmemente sujeta, se afloja la tuerca y contratuerca de bloqueo de la dirección.