Miércoles, octubre 06th, 2010 | Author:

Después de preparar la tierra, llega el momento de sembrar. Para esta tarea se usan las mismas herramientas empleadas en las páginas anteriores,
tanto para sembrar semillas como arbolitos ya crecidos. Palas o mini-palas redondas con el mango corto o largo, en función de si hay que hacerlo
en maceta o directamente en el jardín; rastrillos, que ayudarán a remover la tierra, y, finalmente, una regadera para compactar con el agua el sustrato.
1. Primero se ha vertido y mezclado tierra, arena y mantillo con la mini-pala, de la que hablamos anteriormente.
2. Estas pequeñas herramientas también sirven para sembrar simientes o esquejes.
3. Por último, se echa
agua con una regadera

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in