Domingo, enero 16th, 2011 | Author:

La regla más práctica indica que se debe consultar al proveedor ya que las variaciones son grandes entre las distintas especies e incide también el resultado que quiera lograrse.
Una vez efectuada la siembra, conviene tapar la semilla con un manto fino de turba y arena o bien pasar una rastrillada general para luego prensar un poco la superficie.
Un riego muy suave dará por terminada la labor.
Diariamente, mañana y tarde, convendrá regar muy fino. La falta de agua puede ser fatal para las jóvenes plantitas y también el exceso. Cuando tengamos el prado cubierto de césped se regará menos veces pero más intensamente. Por regla general en primavera conviene hacerlo en días alternos y en verano diariamente, fuera de las horas de calor intenso.
Un sistema de riego programado, automático es ideal pero tiene un costo elevado. Si el predio es chico, uno o dos aspersores conectados a la canilla del jardín darán buenos resultados con poco gasto.

Categoría: Cesped, Sembrar cesped
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in