Domingo, marzo 24th, 2013 | Author:

Radiador disfrazado:
Si te resulta antiestético ver los radiadores al desnudo, aquí te proponemos una idea fácil para hacer en casa.

Es difícil incorporar los radiadores a la decoración de nuestras casas. La solución más práctica consiste en confeccionarles un traje a medida. Puede ser de madera, de metal, DM o aluminio. En cualquiera de los casos, lo importante es que deje pasar el calor y permita una limpieza fácil y cómoda.
Antes de ponerse manos a la obra conviene tener en cuenta algunos requisitos imprescindibles. En primer lugar, la repisa no puede estar nunca en contacto directo con el radiador. Debe haber un espacio mínimo, de 5 cm. Lo mismo ocurre con el frontal, cuya superficie debe contar con suficientes huecos o ranuras para que el radiador no pierda su función de difundir el calor. También hay que dejar un espacio libre en la parte inferior para permitir la circulación del aire. Estos datos, aunque obvios, son necesarios para establecer las dimensiones de la estructura de madera que vamos a realizar. En el ejemplo que te proponemos a continuación, el tablón frontal tiene un ancho de 50 cm y una altura de 80 cm. Los laterales, miden 21 x 80 cm y la repisa es de 50 x 21 cm. Para teñir la madera hemos utilizado una pintura y un barniz mate y resistente al calor. Y a la hora de encajar el mueble sobre el radiador y sujetarlo a la pared, hemos optado por emplear escarpias o alcayatas y hembrillas.

Materiales:
■ Un tablero de madera de 122x60cmy5mm de grosor.
■ Cartulina. Moldura especial para tapar las juntas en las esquinas.
■ Cúter, sierra fina o eléctrica para madera y una lima fina para repasar los dibujos. De venta en cualquier ferretería o tienda de bricolaje.
■ Capa selladora blanca, pintura y cola de madera. Brocha pequeña. Todo en droguerías.

Pasos:
Dibujar el motivo escogido sobre la plancha de cartulina y, a continuación, recortar las siluetas del mismo con un cúter.
pisa es de 50 x 21 cm. Para teñir la madera hemos utilizado una pintura y un barniz mate y resistente al calor. Y a la hora de encajar el mueble sobre el radiador y sujetarlo a la pared, hemos optado por emplear escarpias o alcayatas y hembrillas.
Colocar la plantilla ya reía cortada sobre las tablas que se van a decorar. Por último, siluetear los dibujos con un lápiz o bolígrafo.
Para serrar los dibujos, taladrar el centro de las figuras. Ahí irá encajada la sierra que se podrá arrastrar por todos los perfiles.
Da a la madera una capa selladora blanca y después la de pintura verde. Pega todo con la cola y coloca las molduras esquinadas.

Categoría: Bricolaje
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in