Archivo para la Categoría » Pintura «

Lunes, abril 09th, 2012 | Author:

Pintura-laca
En la carpintería de interiores se suele utilizar generalmente lo que se denomina vulgarmente como esmalte o laca. Para las puertas, los zócalos y los marcos de las ventanas, que suelen ser sometidos a duras pruebas, esta clase de pintura suele ser mucho más resistente que la de emulsión. Por otra parte, su mantenimiento es muy fácil: basta pasar un trapo húmedo sobre su superficie.
La pintura-laca es una pintura grasa con adición de resinas sintéticas, que son las que le proporcionan su dureza. La pintura acrílica es una pintura al agua de consistencia gelatinosa y que escurre. Hay que evitar agitar esta pintura, pues perdería sus cualidades.

Sábado, febrero 25th, 2012 | Author:

Evitar manchas en el cristal
• Protege los cristales con cinta de enmascarar, pero retírala antes de que se seque la última capa de pintura. Nunca uses cinta de embalar porque se agarra al cristal y luego no hay quien la quite.
• Coloca el pincel sobre el travesaño a unos 3 mm del borde del cristal y muévelo suavemente hasta el mismo. Presiona hacia abajo y mueve el pincel a lo largo del travesaño.

Miércoles, febrero 22nd, 2012 | Author:

Ventanas de guillotina
• Levanta el cristal inferior de la ventana casi hasta arriba y baja el superior de modo que se crucen unos 20 cm. Pinta el barrote horizonta, y los verticales hasta donde sea posible. Cierra la ventana y pinta el resto de la parte superior que faltaba. Después comienza con la de abajo, las maderas verticales primero y luego los bordes. Por último, marco y alféizar. Si cae pintura en las bisagras, retírala de inmediato.

Martes, febrero 21st, 2012 | Author:

Corregir defectos
Los regueros de pintura, manchas y ampollas, las marcas dejadas por las brochas, la pérdida de brillo de la pintura, son consecuencia de no limpiar las superficies correctamente, de cargar la brocha en exceso y de diluir demasiado la pintura. Para remediar estos males, deja que la pintura seque durante una semana, después líjala suavemente, limpia la superficie y aplica otra capa nueva.

Lunes, febrero 20th, 2012 | Author:

Pintar una puerta lisa…
• Pinta una pequeña parte cada vez. Empieza con pasadas verticales; después, por encima, horizontales y termina con unos suaves pases hacia arriba. No satures la brocha para que no gotee. Lija siempre entre una capa y otra.

Jueves, enero 19th, 2012 | Author:

Cuadros de estilo moderno
Una idea para hacer tú mismo

Quiero decorar una pared de mi comedor con algún cuadro de estilo contemporáneo, pero son carísimos. Me gustan los cuadros de colores planos y formato grande. ¿Podrías darme alguna idea para hacer yo misma?
Ana Mª Sánchez. Madrid.

Este tipo de cuadros está muy de moda en decoración, sobre todo si van en el centro de una pared como únicos protagonistas. Mi propuesta es la que ves en la fotografía: varios lienzos haciendo una combinación. Puedes variar los colores, el formato y los tamaños a tu gusto.
• En primer lugar, compra los lienzos necesarios en una tienda de material para bellas artes. Si no encuentras los formatos que quieres, encárgalos a medida (salen algo más caros).
• Para una composición como la de la foto, pinta los cuadros con pintura plástica o acrílica negra, roja y amarillo ocre. Da dos manos a cada lienzo, bien extendidas, y deja secar. A continuación aplica barniz mixtión para dorar por toda la superficie de cada lienzo, dejando un pequeño reborde y una franja central por donde se verá el color. Extiende bien el mixtión procurando cubrir toda la superficie y deja secar 15 minutos.
• Aplica pan de oro falso a trozos sobre la superficie barnizada, cogiéndolo con los dedos manchados de talco. Ve cubriendo la superficie sin preocuparte de las arrugas o las grietas, que forman parte del acabado. Al día siguiente, frota el dorado suavemente con esparto hasta quitar todo los restos y virutas, descubriendo el color en algunas zonas. Termina aplicando gomalaca con brocha por todo el cuadro.

Domingo, diciembre 25th, 2011 | Author:

Inmovilizar para pintar
• Para tener todos los bordes de una puerta accesibles para pintar, ábrela e inmovilízala metiendo una cuña por debajo. Lógicamente, no la cierres hasta que esté del todo seca.

Sábado, diciembre 17th, 2011 | Author:

Acertar con el rodillo
• Para temple, lo mejor son los clásicos de piel de carnero (1), ya que tienen el pelo más largo y absorbente que los de nailon (3), pero no son convenientes para pinturas plásticas en paredes lisas porque dejan un acabado ligeramente granulado.
• Los rodillos de esponja (2), más baratos, absorben demasiada pintura y salpican mucho. Además, dejan burbujas en la superficie, que al secarse se convierten en pequeños cráteres.

Lunes, diciembre 05th, 2011 | Author:
Pintar sin dejar rastro
Retirar y proteger enchufes
• Al pintar, se deben retirar enchufes e interruptores. La forma más sencilla de hacerlo es desatornillándolos. Después, mete el accesorio eléctrico dentro de una bolsa de plástico y pega ésta con cinta adhesiva. Asegúrate de que no entrará agua dentro del plástico.
Lunes, noviembre 14th, 2011 | Author:

Tratamientos contra el óxido
Protegen los metales en el exterior

Me gustaría recuperar unas sillas y una mesa de forja muy corroídas que tengo en el jardín de mi casa, aunque sea pintándolas para tapar la herrumbre. ¿Es posible?

Las superficies de metal expuestas a la intemperie, la humedad o, simplemente, al paso del tiempo, pueden terminar por corroerse por la acción del óxido. Si el ataque no es profundo, este óxido puede eliminarse, dejando la pieza como se encontraba originalmente; en los casos en los que el óxido ha penetrado profundamente, lo único que podemos hacer es detener su acción y asegurarnos de que el ataque no va a más.
El vinagre y los refrescos de cola son buenos desoxidantes; las piezas pequeñas que no estén demasiado estropeadas pueden sumergirse en estos líquidos, dejándolas 24 horas. Después, el óxido se retira frotando con lanilla de acero. Si no surte efecto, puede intentarse con petróleo o con algún producto específico.
Para piezas que estén profundamente corroidas, especialmente si se trata de forja, lo mejor es aplicar un transformador de óxido dirrectamente sobre la zona. Este producto transforma el óxido en una capa protectora de tono negruzco, que después puede pintarse o simplemente barnizarse. Y otra estupenda opción son las pinturas que se aplican directamente sobre el óxido; búscalas en centros de brícolaje.
El proceso es, a grandes rasgos, el siguiente: limpia a fondo los muebles con agua a presión y sécalos perfectamente. Lija las zonas oxidadas y aquellas en las que falte pintura y retira el polvo resultante. Por último, aplica dos manos de pintura específica extendiéndola perfectamente y procurando que no caigan gotas.