Tag-Archivo para » mecha de taladro «

Jueves, agosto 30th, 2012 | Author:

SOBRE ACCESORIOS:
Por esa razón antes de comprar o cambiar el taladro, convendrá saber qué hay en el mercado y para qué sirve.
Está claro que esta herramienta eléctrica nació para taladrar y reemplazó al berbiquí, al taladro de pecho y en muchos casos al de banco. Por tanto, el accesorio primordial del taladro eléctrico son las mechas, también llamadas brocas.
Mecha helicoidal para hierro, acero y metales en general. Se puede usar para perforar madera pero si el agujero es profundo se empasta con las virutas, recalienta y puede alterar la fibras en el lugar de la fricción. Convendrá retirarla cada tanto y quitar la madera apelmazada. Para perforar metales, mientras más duros sean, más lento debe ser el giro y mayor la presión. Hay que lubricar con agua o aceite para evitar recalentamiento por fricción. En este caso, el filo se perderá rápidamente. La falta de filo en las mechas acorta la vida del taladro. Cuidado con perforar maderas y metales en la proximidad de arena, concreto, piedritas, etc. son fatales para los filos.
Mecha espiralada, especial para madera. No usar nunca con metales por blandos que sean. Una punta muy aguda centra el inicio del agujero, después atacan las aletas laterales. El fondo del agujero quedará plano y en el caso de ser pasante, la salida no sufrirá astillamiento si se bajan las revoluciones para que el corte sea limpio.
Mecha de entarugar. Perfora, igual que la anterior, solamente madera. La punta es cónica y con “gusano”. Se va atornillando en la madera y la forma de serpentina del cuerpo hace fácil la extracción de la viruta. Por esta razón es la que demanda menor esfuerzo del taladro. Usar marcha muy lenta.
Mechas especiales: vienen para hierro o madera. Son lima o escofina. Perforan y luego permiten agrandar los agujeros y deformarlos obteniéndose las irregularidades que el operador necesite, Mecha plana o de tres puntas. Brinda la oportunidad de hacer agujeros de diámetro mayor a 1/2″ (12,7 cm). Por lo general vienen con vastago de 8 mm y el diámetro de perforación expresado en pulgadas.
Se debe comenzar a agujerear en marcha lenta porque las puntas laterales tienden a arrancar astillas y se debe trabajar lo más perpendicular posible porque hay tendencia a deformar los agujeros.
No es propiamente una mecha para perforar. Se llama avellanadora y cava el alojamiento para la cabeza de los tornillos. Así, ésta, queda a ras con el plano de la tabla.